El ahorro de la cancelación anticipada

Es la opción más viable para aquellas personas que quieren olvidarse de los procesos tediosos y necesitan ahorrar tiempo. Sin embargo; es importante conocer las ventajas y desventajas antes de solicitar uno. Los créditos rápidos tienen la ventaja de que se consiguen de una manera fácil, sin papelos, sin preguntas y en apenas unos minutos. […]

Es la opción más viable para aquellas personas que quieren olvidarse de los procesos tediosos y necesitan ahorrar tiempo. Sin embargo; es importante conocer las ventajas y desventajas antes de solicitar uno. Los créditos rápidos tienen la ventaja de que se consiguen de una manera fácil, sin papelos, sin preguntas y en apenas unos minutos. Esta virtud, que puede ser muy interesante en momentos puntuales de tu vida, puede transformase en un problema en el caso de no hacer un buen uso de ellos. Hay algunas que piden tener una nómina u otra forma de ingreso habitual y otras que lo conceden sin nómina e incluso sin ingresos.

Aunque estos préstamos rápidos son personales, no exigen un aval o una garantía, sí que tenemos una responsabilidad y responderemos con nuestros “bienes presentes y futuros” en caso de impago de un préstamo personal rápido. Prácticamente todas las entidades creditos rapidos que bueno ofrecen financiación están abiertas al diálogo y la negociación de nuevas condiciones de reembolso si contactamos con ellas antes de que se produzca el impago. Nos ofrecen toda la información antes de realizar la solicitud. Por ley debemos tener todas las condiciones del crédito plasmadas en el INE antes de contratar el préstamo. Es nuestro derecho conocer qué estamos contratando antes de hacerlo, por lo que las entidades legítimas siempre nos darán las condiciones antes de rellenar cualquier tipo de formulario.

Hay muchas razones por las que puedes verte en la necesidad de solicitar financiación de manera imprevista, como, por ejemplo, un accidente, una multa o una factura inesperada. Hoy en día, existen varias alternativas para conseguir dinero rápido, pero tus opciones se verán limitadas si no dispones de ingresos regulares o no puedes domiciliarlos en una entidad por cualquier motivo. Si es tu caso, solicitar alguno de lospréstamos rápidos sin nóminaque hay en el mercado podría servirte para salir de un apuro. Te recomendamos que compruebes los requisitos que pide cada entidad financiera del listado de préstamos rápidos, ya que cada una pide unos requisitos diferentes.

Los préstamos personales online, como su nombre indica, son préstamos personales que son ofrecidos por entidades bancarias a través de Internet de forma rápida y sencilla. Es posible realizar la solicitud online y dispondrás de una respuesta rápida a la solicitud, aunque es posible que no puedas disfrutar del dinero hasta pasadas 48 horas.

La gran mayoría de entidades de crédito saben que eso puede pasar, por eso ofrecen a sus clientes la posibilidad de escoger el día en que prefieren abonar las cuotas mensuales de su crédito rápido. O, al menos, ofrecen varias opciones para que escojan la más conveniente. Ponte en contacto con tu entidad de crédito y te darán solución fácilmente. En este caso, un préstamo de 2.550€ a reembolsar en un plazo de 5 años te costará 88,70€ mensuales. El cargo total al finalizar el plazo de 5 años es 2.921,89€, siendo el importe total del préstamo 2.550€.

Cumplir con estas condiciones garantiza a la entidad de que tenemos un perfil apto para prestarnos dinero y que lo reembolsaremos sin problemas. Una de las mayores ventajas de los préstamos rápidos es que las entidades prestamistas tienen una política muy abierta.

Aparecer en un listado de morosos no es sinónimo de ser una persona morosa o poco de fiar, en ocasiones son circunstancias pasajeras o desconocimiento de que tal deuda existe. Las opciones para pedir préstamos con ASNEF (enlace interno a nuestra página de préstamos con ASNEF) son reducidas, pero sí que existen compañías que dan este tipo de crédito. Eso sí, por norma general la deuda no debe superar los 1.000,00€ y no debe corresponder a impagos con otras entidades financieras. Los minipréstamos calculan los intereses diariamente y, por norma general, suelen ser un 1% diario sobre el importe total del dinero prestado. Cuanto menor sea el plazo de devolución, menores serán los intereses que tengas que pagar.

Solicitamos un préstamo de 300 euros, a devolver en un plazo de 30 días. Así, tras concluir la devolución, el coste real del préstamo es de 90 euros. En el caso de MyKredit, el TAE es del 2,772%, mientras que el tipo de interés es del 402% anual fijo.

El motivo de una devolución a tan corto plazo es debido a que el importe prestado es relativamente bajo, máximo 900€, de ahí el concepto de crédito rápido. El plazo máximo para la devolución del minicrédito rápido es de 30 días (aunque algunas entidades conceden hasta 45 y 90 días). En Financer hemos indicado en el descriptivo de cada entidad información detallada de las condiciones del crédito rápido y si es necesario el realizar esta transferencia.

Esta entidad NO es un prestamista, es un intermediario financiero, es decir, te cobrarán una comisión por ayudarte a buscar financiación. No obstante, pagar la comisión no asegura poder conseguir un crédito, ya que esta decisión la tomará el prestamista, no el intermediario. Por lo que podrías pagar la comisión y no tener ningún préstamo. Lo mejor que podemos hacer es ponernos en contacto con la entidad donde tenemos contratado el crédito para negociar un plan de pagos más adaptado a nuestra situación financiera.

Latest Posts